Bebé NO quiere a su madre ADOPTIVA. Años después…descubre POR QUÉ ¡ATERRADOR!

By 12 Agosto, 2017 Sin categoría No Comments


Hay una gran cantidad de familias en el mundo que pasan numerosos problemas a la hora de poder procrear, y esto puede deberse a una infinidad de razones. Por un motivo u otro, las familias que sueñan con tener una bonita familia y no pueden, optan por recurrir a otras vías. Cuando acuden al médico y comienzan a utilizar tratamientos de fertilidad, normalmente suele dar resultado, pero cuando en algunas ocasiones no funciona, la única opción a la que pueden recurrir es la adopción.

Resultado de imagen de ORFANATO

Resultado de imagen de niños abandonados

Tina y su esposo Harry, que después de muchas conversaciones y meditar detenidamente la decisión, decidieron adoptar y atravesar los numerosos trámites que eso conlleva. Fue un proceso que duró muchísimo tiempo y que se puso cuesta arriba, pero un día como otro cualquiera, recibieron la gran noticia de la aceptación de su solicitud. Muy pronto, Tina y Harry podrían ser padres de una hermosa niña.

Julia

La niña a la que iban a adoptar se llamaba Julia, y llegó cuando era una recién nacida a un orfanato de una ciudad de la parte siberiana de Rusia, por lo que – los ahora padres primerizos – la recibieron con los brazos abiertos cuando tenía tan solo 8 meses de edad. Al principio todo iba como la seda, habían cumplido su sueño y eran muy felices, paso con el paso del tiempo, las cosas se fueron complicando cuando Tina se dio cuenta de que algo iba mal con Julia.

Tina y Julia

Tina y Julia

Y es que lo que se suele pensar con el proceso de la adopción, es que una vez está hecho todo el proceso, lo demás “va solo”, y no es verdad, es un proceso que requiere de mucho tiempo y paciencia, y es ciertamente complicado. Cuando a veces quieres conseguir algo que te dé la felicidad, tienes que pasar verdaderas penas y las cosas pueden resultar muy complicadas. Esto es lo que le ocurrió a los “jóvenes padres”, que tenían ambos 40 años en el momento de la adopción.

Al haberla adoptado cuando era tan sólo un bebé de 8 meses, pensaron que no les costaría mucho trabajo que Julia les cogiera cariño, y que los querría fácilmente, pero no fue así, para desgracia de ambos. De hecho, Julia no mostraba ningún tipo de sentimientos hacia sus padres. No llegó a mirar a Tina ninguna vez a los ojos ni era capaz de sentir nada cuando su madre la abrazaba. Siempre estuvo triste, apática y distante, y no le importaba todo lo que ocurría a su alrededor.



Julia

Debido a la actitud que presentaba, Tina tuvo una gran depresión, y se cuestionó continuamente su labor como madre, considerándose una muy mala. Durante su transcurso en la guardería, Julio empeoró bastante más, y los profesores argumentaron que era una niña muy problemática. Era muy extraño, ya que lo tuvo prácticamente todo, y no el faltaba nada de amor. Esta situación agobió mucho a Tina, ya que cuando acudía a la guardería a por ella, siempre la encontraba sola, alejada de sus compañeros.

Julia guardería

En varias ocasiones, incluso la llegó a encontrar escondida en los baños y debajo de algún escritorio. Tina, no sabía ya que más hacer, y tenía el corazón totalmente roto, por lo que no dudó en acudir al psicólogo y a un pediatra para hablar sobre la cuestión de su hija y sobre su comportamiento, para poder entender más fácilmente lo que le ocurría a su hija. Fue en ese momento cuando Tina escuchó por primera vez el término Trastorno Reactivo de Vinculación, y Julia presentaba casi todos los síntomas.

Julia

Generalmente, este tipo de trastorno lo padecen aquellos niños que fueron abandonados a una edad temprana en un orfanato, y Julia era uno de ellos. La condición que parecía tener Julia era habitual pero bastante grave, ya que esta impide a los pequeños crear algún tipo de vínculo emocional saludable con sus padres. Julia se encontraba en una especie de estado traumático o de shock, pues nunca se le mintió respecto a cómo había llegado al hogar de Tina y Harry.

Tina y Julia

No obstante, y pese a todo lo malo, los padres nunca se dieron por vencidos, y estaban dispuesto a todo con el fin de entender a Julia e ir poco a poco logrando reavivar su amor por ellos. Día tras día, trabajaron fuerte con ella para que pudiera recuperar sus emociones y ganar su confianza en los demás. Con el tiempo, ocurrió lo deseado, consiguieron en gran medida que su hija mejorara. Tina afirmó en su blog que no fue para nada fácil, pero tampoco algo imposible. Ahora tenía el honor de sentirse amada por su hija, algo que lo era todo para ella.

Julia y Harry

En la actualidad, Julia está crecida y tiene muchas aficiones, como los animales, tocar el violín y ver su película favorita, Pinocho. A pesar de todos los altibajos, Tina y Harry pueden disfrutar de la bendición de tener una gran familia, la que siempre quisieron tener. Están súper orgullosos de su hija, ya que ha conseguido dejar atrás todos su miedos. Ahora es una niña segura de sí misma, simpática y bastante sociable. No cabe duda de que su gran lucha terminó siendo una gran inspiración para todos.



Este articulo es propiedad de:paraloscuriosos.com

Leave a Reply

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com