7 cosas ASQUEROSAS que NO te han DEJADO HACER y son BUENAS PARA TI.

By 12 septiembre, 2018 Extremo !!, Nivel bajo No Comments


1. Comerse los mocos

Es bastante frecuente encontrar personas, sobre todo niños, que se hurgan la nariz y, aunque un poco menos habitual, también hay personas que se comen sus propios mocos, causando por lo general, la repulsión de otra gente que se encuentran a su alrededor.
No obstante, pese a que sea algo totalmente asqueroso, un estudio revela que esta práctica tan impopular tiene numerosos beneficios para nuestra salud.

Los mocos se componen por agua, proteínas, células e hidratos de carbono, gracias a los cuales, hacen que el sistema inmunitario se vea reforzado. Se podría decir que actúan en el cuerpo como una especie de vacuna.
Si esto le ha sorprendido, no crea que es lo único asqueroso que puede ser beneficioso para la salud.
mocos chiste
mocos

2. Morderse las uñas

Si es de las personas que no logran quitarse ese feo hábito de morderse las uñas, seguramente más de un vez ha sido recriminado tanto por los familiares como por los amigos. Para argumentar su reprimenda recogen distintas razones para demostrar que esta costumbre es mala para la salud. Es verdad que morderse las uñas puede causar distintas infecciones e incluso debilitar su fortaleza natural. No obstante, un estudio realizado por la Universidad del País Vasco apunta que no todo es negativo.
Este hábito, al igual que comer chicle, produce dopamina, una sustancia que es provechosa para el cerebro. La investigación revela que la dopamina tiene un estricto vínculo con la regulación del estrés, por lo tanto se podría considerar que morderse las uñas ayuda a eliminar la tensión acumulada.

3. Eructar

Hay personas que tienen esa gran facilidad para eructar y a muchas de ellas no les importa presumir de su ‘cualidad’ delante de sus amigos o familiares. Por lo general, este hábito para muchos puede sonar muy desagradable y hasta vulgar, pero ¿sabía que eructar después de comer es bueno para su salud? Según los expertos, tener este hábito al terminar una cena ayuda a digerir de manera más veloz los alimentos, liberándonos de un vientre hinchado. Incluso es un muy mal hábito intentar controlar el eructo, ya que tirarse un eructo resulta ser algo positivo para el corazón. Además, alivia el malestar puesto que cuando uno eructa, ayuda a que el dióxido de carbono del sistema evite una hinchazón de vientre y un dolor fuerte en el pecho.

4. No usar desodorante antitranspirante

Como todos sabemos, el desodorante forma parte de los productos básicos en la higiene personal en cualquier hogar. No obstante, muchas personas han “declarado la guerra”, en particular a los ‘antitranspirantes’, y se niegan a utilizar ese producto. Para evitar olores, esas personas se decantan por otras las alternativas disponibles en el mercado.
Bien pues, según un estudio realizado por la Universidad de Keele (Reino Unido), el uso de antitranspirantes podría estar conectado con la posibilidad de desarrollar cáncer de mama. El Instituto del Cáncer de Estados Unidos (NCI) tras su publicación, reveló que ni ese ni otros estudios “vinculaban el uso de antitranspirantes en las axilas con el cáncer de mama” y que “sus resultados eran contradictorios”.

5. No ducharse todos los días

Los que viajan a menudo en transporte público agradecen que la ducha diaria sea una práctica un tanto extendida. No obstante, pese a que pueda parecer algo poco recomendable, cada vez son más los expertos que advierten que esta periodicidad no es beneficiosa para nuestra salud, sino todo lo contrario.
De hecho, un estudio realizado por la Universidad de California reveló que el exceso de agua y jabón puede llegar a dañar la capa externa de la piel. Muchos expertos recomiendan ducharse no más de 3 veces a la semana para mantener el cuerpo limpio, y el resto de los días, solamente asearnos varias partes del cuerpo, como: manos, pies, axilas y genitales, que suelen ser las partes que más rápido se suelen ensuciar.

6. Tirarse y oler los pedos

Peerse como es lógico, está muy mal visto. Aunque es algo que todos hacemos a lo largo del día, uno debe saber que hay lugares donde está terminantemente prohibido hacerlo. Esto por supuesto no quiere decir que peerse no sea bueno para la salud, dado que de esta forma evitamos que los gases acumulados causen dolor estomacal.
Yendo más allá, la Universidad de Exeter elaboró un estudio en el cual aseguró que oler flatulencias puede disminuir las probabilidades de desarrollar cáncer o sufrir ataques del corazón. Tal como muestra esta investigación, esto sería posible gracias a los componentes de los gases nobles que se escapan por ese lugar donde la espalda pierde su nombre…

C_4_maincontent_100066903_mediumimage

7. Crujirse los dedos

Uno de los grandes mitos que circulan en internet, es que crujirse los dedos es efectivamente malo para la salud, puesto que podría producir incluso artritis. Sin embargo, según los estudios elaborados en este sentido, no han conseguido afirmar que esta costumbre, muy desagradable para algunas personas, sea perjudicial para nuestras articulaciones.
El característico sonido que se produce por el aire que acumula el líquido sinovial, una sustancia que mejora el movimiento de la articulación. Lo cierto es que, los fundadores de la osteopatía interpretan este sonido como un síntoma de que la técnica se ha realizado de manera correcta.



Leave a Reply

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com